26/4/10

Fotógrafos : TODOS QUIEREN SER COMO HAMILTON.



Como DAVID HAMILTON.

El otro día hablaba de la Playboy y de como sus editoriales erótico-festivas eran de una calidad insuperable en la década de los 70´s. Uno de sus máximos exponentes era David Hamilton, un inglesito cuyo estilo estaba basado en preadolescentes de rubios cabellos desnudas o semidesnudas con predominio de la luz, los colores suaves y el grano grueso.

Este estilo ha acabado por llamarse "estilo hamiltaniano" y en la actualidad cualquier moderno que se precie lo usa sin ningún pudor. Todo lo que huela a Polaroid o Lomo, a trigal y espigas, a foto quemada o languidez, al genial Francis Lai o (en su defecto) al inefable Richard Clayderman y a cierta asexualidad, le gusta más a un moderniki que a un tonto un lápiz y el que se crea innovador por poner a una rubiaca en modo etéreo corriendo por un bosque mientras el sol traspasa la arboleda debe saber desde ya que es algo más viejo que el cagar sentao.

Sin embargo, nadie ha vuelto a hacer lo que Hamilton hizo (quien quiera ver más fotos que las busque que muchas no me he atrevido a ponerlas por retratar a niñas de coños lampiños. Uno que va de chulito por la vida pero en el fondo es así de mierdecillas):


Algunos se acercan. JASON LEE PARRY es uno de ellos:


RYAN McGINLEY es el heredero natural de la obra de Hamilton y ha conseguido sucederle pero consiguiendo una identidad propia y un estilo genuino más que reconocible:

http://lostengosuperhinchados.blogspot.com/2009/12/fotografos-el-rey-del-despelote.html

Y CAMILLA AKRANS tiene ciertos ramalazos más que considerables (siempre que su caracter mainstream se lo permite):

http://lostengosuperhinchados.blogspot.com/2010/04/fotografos-y-al-cuarto-dia-camilla-creo.html

Hace poco más de una década, Sofea Coppola después de las hostias recibidas por su interpretación de la hija de Michael Corleone en la tercera parte de la trilogía de EL PADRINO decidió que lo que realmente quería era ponerse detrás de las cámaras y contar una historia real acerca de cinco hermosas hermanas que ponían palote a la chavalería de su barrio ante la estricta mirada ultra-católica de sus padres.

La Coppola llegó, venció, deslumbró y logró un peliculón de estética onírica y musicaza de AIR que a día de hoy se ha convertido en toda una película de culto.

Sofea comentó que para lograr la estética se basó muy mucho en la obra de David Hamilton:


THE VIRGIN SUICIDES (1999)
video

Lo que se le olvidó decir es que había hecho una especie de remake inconfeso y actualizado de "Picnic en Hanging Rock" de Peter Weir, que más que peliculón se me antoja una obra maestra incontestable (si Mitchell Leisen quiere, le dedicaré un post como se merece a esta maravilla y a la belleza de Miranda, que me marcó en su día y aún sigue haciéndolo adía de hoy) :


PICNIC IN HANGING ROCK (1975)
video

Y ya mejor ni hablemos de "El seductor", "Historia de O", "Emannuelle", los anuncios de Timotei o la horrosa, aburrida y felpudista "Bilitis" (dirigida por el propio Hamilton), para darnos cuenta de la enorme influencia del estilo de este hombre en el campo audiovisual.

1 comentario:

Ald0rad0 dijo...

Molan esas fotos, son tan delicadas y tan sexuales!! Esto era, obvio, antes de las tetas de globo, jejeje.

¿Ya te aventaste un post sobre la obscenamente hermosa Angela Lindvall?

Saludos!!