13/1/10

Fotógrafos : LAS HIJAS DE LILITH.

Ya que está a punto de desembarcar el Harper´s Bazaar en España (miedo me da cuando ya empiezan usando una portada de Demarchelier con la Evangelista ...del 92! como imagen de lanzamiento. Estupenda, eso si), vamos a hablar de Dios.

¿Qué tendrá que ver Dios con algo tan gilipollesco como el mundo de la moda? se preguntarán algunos incautos. Mucho coño, mucho! pues Dios fue director creativo de la Harper´s durante décadas, lo que pasa es que por aquel entonces era algo tímido y se hacía llamar ALEXEY BRODOVITCH.

El Brodovitch este es lo más grande que ha parido madre. No sólo fue el mayor director creativo que ha conocido el mundo, no sólo sus maquetaciones y tipografías han creado escuela (jódete Photoshop!) sino que ha ilustrado sus portadas y ha descubierto a gente tan "insignificante" como Richard Avedon, Irving Penn o Erwin Blumenfeld.

Si hasta en la primera imagen que posteo se ve como el maestro Penn asevera lo siguiente : "Todos los diseñadores, fotógrafos o directores de arte, aún sin saberlo, son pupilos de Alexey Brodovitch"

Penn habla y yo otorgo.

Pero hoy no voy a hablar de estos genios de la fotografía, sino que la cosa va de "genias" y es que Brodovitch, al igual que Charlie, tenía su particular trío de ángeles: LOUISE DAHL-WOLFE, GENEVIEVE NAYLOR y LILLIAN BASSMAN. Vamos con ellas.

Pero primero un poco del trabajo de Brodovitch:


























LILLIAN BASSMAN: Neoyorkina que nace a principios del XX y que es considerada con toda justicia uno de los fotógrafos más importantes de todos los tiempos. Yo la verdad borraría la molesta coletilla "de moda".
Es un genio y punto en boca.

Como no es bueno que el genio esté solo, maridó con el gran Paul Himmel y su alto grado de experimentación en el campo de la fotografía le abrió las puertas de par en par de la gran Harper´s Bazaar en unos tiempos en los que Avedon y Penn eran reyes y señores de tan glamuroso feudo y tenían ciertas reticencias a incorporar a esta mujeraca a sus filas, y mucho menos a considerarla una igual. Pero Brodovitch que era el puto cheriff y mandaba más que estos dos petimetres juntos, dijo que la niña por sus cojones que se quedaba...y la niña se quedó!.
Más de dos décadas para ser exactos.

Al igual que con los tomates verdes fritos, el secreto está en la salsa. La salsa de la Bassman estaba misteriosamente especiada en el cuarto oscuro, donde manipulando de forma casi salvaje lograba una fotografía de moda sensual y misteriosa a base de exposición, difuminación, extraños encuadres y radicales granulados.

Tanta supuesta imperfección técnica, no sólo no molestaba sino que mejoraba hasta el paroxismo esa imagen de mujer elegante, sofisticada, glamurosa y un tanto opaca que la Bassman nos quería mostrar.

En la década de los 70 dijo que cerraba el chiringuito dejando atrás cuarenta años de trabajo.

Volvió solamente una vez para realizar una editorial con sombreros de Philip Treacy.
Afortunado él.

Mírala que maja aquí refrescando la chirla con el gresite:



Algunas de sus fotacas:






































GENEVIEVE NAYLOR: Al igual que Los Simpson, la Naylor nace en Springfield. En el Springfield del Estado de Massachusetts, para ser más exactos, en 1915.

A principios de los 40 y una vez estudiado arte, es mandada por el gobierno de Roosevelt a Brasil. A mi me mandan a Brasil y bien sabe Nuestra Señora del Abrigo de Pana que me dedico a zumbarme mulatas y a bailar samba hasta que las lorzas no aguanten más, pero no, ella se puso a hacer fotos. Y qué fotos!

Era tal la calidad de las mismas que se organizó una exposición en el MOMA, exposición por la que pasaba Mr. Brodovitch, el cual dijo que la quería en sus filas si o si.

Dicho y hecho, en menos que canta Melody la Naylor se incorporó a las filas de Conde Nast y las publicaciones de William Randolph Hearst (que era ese hombre al que le "encantaba" Ciudadano Kane), además de trabajar sin descanso para la Harper´s Bazaar volcó todo su arte en trabajos para Reedbook, Town&Cowntry, VOGUE, Mademoiselle , Life, Fortune, Seventeen, Look o Cosmopolitan.

Y así se codeó con lo mejor de la edición creativa, desde Diana Vreeland a Carmel Snow, pasando por Nicolas De Gunzburg.

Como la vida esta muy mal y hay que pagar la hipoteca, realizó multitud de campañas publicitarias para marcas como Coca-Cola, Revlon o General Electric.

Y nada, pasaron los años, sus tetas se volvieron tobilleras, recibió un montón de condecoraciones, premios y homenajes de esos que dan yuyu por pensar que ya se tiene un pie en la tumba, y su último trabajo que se recuerda es una campaña histórica para GAP en el año 1994 a la edad de 79 años, la de los "Khaki Jeans".

Ya de retirarse, hacerlo por la puerta grande. INMENSA.

FOTELES:


































LOUISE DAHL-WOLFE : Esta cosita tan fea de aquí abajo fue, en su nimiedad física, una grande de la fotografía.

Nace en San Francisco en 1895 y cuando ya tenía sus añitos se puso a estudiar Arte, estudios que abandonó porque los lerdos de sus profesores le dijeron que tenía un estilo muy frívolo a la hora de pintar ( lo cual me recuerda a un profesor que en su mediocridad me dijo que mi mayor porblema era que me gustaba diseñar cosas bonitas y muy comerciales...angelico), así que se puso a hacer fotos por sus escasas aptitudes para la pintura.

Como no se comía ni los mocos como fotógrafa, se ganaba las lentejas ejerciendo de decoradora, hasta que en 1930 realiza unas fotos acerca de una colonia indígena en Tenessee y Vanity Fair se fija en ella, a partir de aquí todo viene rodado.

Trabajo como una bestia parda, pero sin embargo nunca se le ha reconocido su talento como es debido, y por méritos que no sea:

Introdujo Louise el uso de luz natural y el contraste de colores ante el decorado, figura frente a fondo, es también pionera en fotografiar exteriores-

Uno de los descubrimientos más notables que hizo Louise fue Lauren Bacall, "la mirada"antes de poner a caldo a VonTrier en Dogville Confessions y de ganar un Oscar Honorífico a todas luces tardío hizo con ella sus primeros pinitos como modeli antes de conocer a Boogey.

Siempre se ha dicho que a la Bacall la descubrió Snow Carmel o Alexey Brodovitch pero en realidad fue esta pobre desgraciada a la que nunca se le da el mérito que le corresponde.

Louise tuvo también varios aprendices a su cargo, el más destacado es Milton H. Greene.

Se ha dicho alguna vez que Avedon ha plagiado a Dahl-Wolfe, pero criticar es gratis. Uno pone unos elefantes frente a una jabata y ya se habla de plagio ¿habrá plagiado Angel Cristo posteriormente a Avedon por poner junto a un paquidermo a Bárbara Rey?
El tiempo lo dirá.

Louise siguió en Harper's hasta el fin de la carrera allá por mediados de los 60. Después de su retirada, recibió varios homenajes, un par de canapés e incluso le publicaron un libro con su obra, UNO SÓLO!. Falleció en 1989.

Pocos méritos para una artista tan grande. Personalmente me encanta porque ella fotografiaba Balenciagas y Vionnets en el entorno que les correspondía, vale que mola ver a la Valleta hacer la compra en el súper con cuatro retoños y vestida de Alexander McQueen, pero no era el caso. Queda muy cool en estos tiempos poner a una puta vestida de Haute-Couture en un vertedero o rodeada de negritos, pero se me hace poco creíble y además el impacto por contrastes siempre me ha parecido un recurso fácil (y bastante manido), ella pasaba de esas polleces.

Como todos los grandes.
















Obviamente la foto que aquí se muestra, no es suya, pero me encanta. Un reportaje de Life sofre la Dahl-Wolfe en la que se la ve como un pequeño ratón de campo persiguiendo a una modelo elfantiásica con su primitiva cámara. La amo tanto, me da como ternurica:






























1 comentario:

samepop dijo...

M a i s c ' e s t a l l u c i n a n t ç A !!!